El Desarrollo Humano se fundamenta en incrementar el bienestar integral de las personas, no solo de manera material, si no también de manera espiritual.

El desarrollo humano busca garantizar el ambiente necesario para que las personas puedan desarrollar sus potencialidades y llevar una vida productiva y creativa de acuerdo con sus necesidades e intereses.

El desarrollo humano es el proceso de ampliación de las posibilidades de elección de las personas , aumentando sus funciones y capacidades. Es decir, sitúa al individuo como elemento central en todos los aspectos relacionados con el desarrollo de un país, región o localidad. De esta forma, el desarrollo humano representa un proceso a la vez que un fin.

La educación juega un papel fundamental en la materia, ya que la mejor forma de implementar el Desarrollo Humano es desde la niñez, inculcando los buenos principios y la conservación del ambiente, para que en un futuro, ese pequeño administre bien su estilo de vida y si es capaz de brindar ayuda a los demás lo haga sin necesidad de fomentar algún tipo de discordia en la comunidad.